22/7/2014

Opinion: La ciudad tomada_Antonio Muñoz Molina en El País

Antonio Muñoz Molina retoma en este artículo de El País (todavía se puede leer algo, poco, en este medio) un tema que tratamos en el debate VODASOHL CANALEJAS:  el de la apropiación de lo común la privatización  de la simbología (otro ejemplo de la creación de falsas mercancías) de la ciudad. Os dejamos aquí en el enlace a su reflexion

La ciu­dad to­ma­da

Por An­to­nio Mu­ñoz Mo­li­na www.an­to­nio­mu­ñoz­mo­li­na.esEl País
Por Was­hing­ton Squa­re iba a pa­sar una au­to­pis­ta. Lo evi­tó la re­sis­ten­cia po­pu­lar or­ga­ni­za­da por Ja­ne Ja­cobs. Pri­va­ti­zar el nom­bre de una lí­nea de me­tro lla­mán­do­le “Vo­da­fo­ne” es una usur­pa­ción de al­go tan pú­bli­co co­mo el ai­re. EL ECOSISTEMA COMPLICADO y frágil de la ciudad es probablemente la invención más valiosa que tenemos. La ciudad es un organismo que prospera y resiste en las condiciones más difíciles y que de pronto se hunde sin que nadie hubiera reparado en la cercanía ...leer más


18/7/2014

Salvemos el Palacio de la Musica


https://dub120.mail.live.com/Handlers/ImageProxy.mvc?bicild=&canary=YemU52Z%2bHZ4npL2QEzbXGHV98pwk%2bwjdfHwOg0McHhs%3d0&url=http%3a%2f%2fs3.amazonaws.com%2fchange-production%2fcms_uploads%2f2745_original.png

La Gran Vía de Madrid se está convirtiendo en un gigantesco centro comercial donde la cultura y los ciudadanos no contamos para nada.
El mítico Palacio de la Música está a punto de convertirse en otra tienda de ropa más. Pero todavía estamos a tiempo de evitarlo. Santiago Segura, Marta Fernández, El Gran Wyoming, Víctor Ullate, Emilio Gutiérrez Caba y 34.000 personas ya han dado su apoyo a la campaña que he iniciado y han grabado este vídeo que no puedes perderte:
Salvemos el Palacio de la Música. Salvemos la Gran Vía. Recuperemos Madrid.

17/7/2014

Opinion: La desigualdad y la ciudad_Eduardo Mangada

“el único criterio que resiste el desgaste del tiempo para definir a la izquierda es la igualdad”
Norberto Bobbio

La desigualdad, que se manifestaba de forma dramáticamente entre los países ricos y los países pobres, entre el primer mundo y el tercer mundo, entre occidente (Europa y Estados Unidos) y el resto del planeta, se ha aminorado estadísticamente gracias a la aparición de los países emergentes dentro del citado, sin mucho rigor, tercer mundo. Pero la desigualdad se ha trasladado a occidente, a los países ricos, como una de las grandes amenazas para su cultura, su cohesión social y su propia riqueza. Como escribe Josep Ramoneda (El País, 29-06-14), “la desigualdad es enormemente cara para un país, no solo porque cuesta dinero, sino porque destruye las bases de la convivencia: el respeto y el reconocimiento mutuo”.

Opinion: Alcaldes: ganadores o perdedores_Eduardo Leira

Tribuna publicada en Publico.es

Así ha sido defendida por Esperanza Aguirre la interesada propuesta de Rajoy de que los candidatos de la minoría mayoritaria sean directamente proclamados alcaldes.
Se parece a la antítesis de ricos y pobres, pero es aún más amplia. Por definición, los ganadores son menos y los perdedores más. En el extremo, solo hay un ganador, el primero, y al segundo se le considera, en tono siempre despectivo, el primer perdedor. Así lo presenta Aguirre. No obstante, los “perdedores” a veces constatan su acuerdo, se juntan y, entonces, como son más, ganan.
No hay que remontarse a las revoluciones, en las que la mayoría, siempre “perdedora”, se rebela. Las coaliciones forman parte, consustancial, de las reglas del juego democrático. Contamos con poca tradición de coaliciones: o la mayoría absoluta o el caos.
Con su desparpajo, que siempre se adentra en la desvergüenza, Aguirre se ha apresurado a apoyar que los alcaldes sean “directamente“ elegidos por los ciudadanos. Hay que entenderla. Con ese criterio, tan poco democrático, ella hubiera sido elegida en su día “directamente” Presidenta de la Comunidad de Madrid, sin tener que recurrir a torcer el voto de dos, ya se sabe, estúpidos socialistas, en la tan conocida como oscura operación del tamayazo.
Trabajé entusiastamente en un ayuntamiento gobernado por una coalición, el de Madrid del alcalde Tierno, al que les costará mucho igualar a los alcaldes venideros. Hasta ahora, está claro que los posteriores no lo han conseguido. La inmensa mayoría aplaudió la coalición y apoyó su gestión, por otra parte notable.

16/7/2014

Opinion: Las Torres del Calderón y los arquitectos. Indignación y tristeza_Eduardo Mangada

Publicado en Nueva Tribuna

En El País de los días 2 y 3 de julio se publicó una amplia información que ocupaba tres páginas casi completas, incluyendo infografías y planos de ordenación, sobre la “Operación Mahou-Calderón”, tal como la denomina el ayuntamiento de Madrid. Mi primera reacción frente a la propuesta urbanística, frente al diseño urbano en que se concreta, tanto en planta como volumétricamente, fue de una espontánea indignación ante la zafia, la paleta imagen de un futuro Madrid. Indignación que se hace más violenta cuando analizas el conjunto de chapuzas torticeras jurídico-administrativas a las que ha recurrido el Ayuntamiento para dotar de una aparente legalidad a esta actuación, remitida al futuro e inmediato nuevo Plan para su consagración como un hecho firme e inamovible. Y todo ello para “fabricar un perfil característico y dar personalidad a este trozo de Madrid”. Cinismo o incultura urbana. 

7/7/2014

Opinión: Los hermosos árboles de Madrid_Eduardo Mangada

Esta primavera nos ha llenado de gozo al contemplar como los árboles de nuestra ciudad, plátanos, acacias, sóforas… que bordean nuestras aceras, se alinean en medianas, llenan parques y configuran nuestros paseos, lucen un porte más robusto y esbelto, un follaje más tupido y unas hojas más verdes y brillantes. Son más hermosos.
No es un milagro. Estos últimos meses (otoño-invierno) ha llovido en abundancia, por encima de la media de años anteriores (al menos en mi memoria) y las arcas municipales están exhaustas y han impedido pagar el coste de las terribles, incultas y casi asesinas podas salvajes a que nos tienen acostumbrados nuestros alcaldes y alcaldesa. En este caso la austeridad, impuesta por la deuda agobiante que arrastra el ayuntamiento de Madrid y la obligada contención del déficit, han supuesto una bendición para nuestros árboles y para los ciudadanos que bajo ellos pasean y se protegen del duro sol estival. Por una vez no podemos hablar de “austericidio” y cabe entender la austeridad como una virtud, aunque la decisión de Ana Botella no haya sido el resultado de un ejercicio moral, sino una resignación impuesta por los desmanes económicos del pasado y las órdenes de Montoro.
Esta gozosa exuberancia ha puesto de relieve la importancia que la masa arbolada, la arquitectura verde de los paseos de Recoletos y el Prado, tiene como un gran monumento, un referente icónico en la definición y el carácter físico y social de nuestra ciudad. Afortunadamente abortó (sin permiso de Ruiz-Gallardón) la “gran operación” que vino en denominarse Eje Recoletos-Prado. Esperamos que los políticos y expertos urbanistas que la impulsaron y conformaron se paseen bajo los plátanos de este paseo y gocen de su potente frescura, para alejar de sus mentes tentaciones pasadas. Estoy seguro que los ciudadanos perdonarán sus pecados originales y aplaudirán su arrepentimiento (y yo les pido su propósito de enmienda).
Si el próximo otoño-invierno llueve menos, incluso nos ataca la “pertinaz sequía” y las arcas municipales vuelven a llenarse con brillantes euros, cabe esperar que la gozosa experiencia de esta primavera sirva de lección a alcaldes y podadores “a la española” para que aprendan a entender cuan importantes son nuestros árboles y traten a cada uno de ellos según su especia y el sitio en que estén enraizados con inteligencia y, sobre todo, con cariño, con mimo.
Y como primera medida, den santa y profunda sepultura al abortado proyecto Recoletos-Prado para impedir que resucite transfigurado. Amén.


Eduardo Mangada. 2 junio 2014

4/7/2014

Fiesta del Solsticio 2014. Homenaje a Bernardo Secchi. Balance

Texto de la intervencion de Teresa Arenillas, presidenta del Club de Debates Urbanos.

Se trata de la  Fiesta nº20  de año nº 21 de existencia del Club de Debates Urbanos ya que, como siempre recuerdo, el primer año no festejamos el Solsticio.

En la  fiesta del año pasado celebrábamos el veintenario del Club de Debates Urbanos constatando que nuestro compromiso fundacional de debate y acción crítica urbana y ciudadana estaban y están absolutamente vigente y que lo hemos ido cumpliendo con cierta dignidad.

Este año  dedicamos una mirada expectante a los últimos y rejuvenecidos acontecimientos político-ciudadanos ya iniciados en plazas y espacios públicos hace unos años que van dando frutos y  nosotros, de momento, celebramos.

Damos el premio al "Compromiso Urbano Colectivo"  a la Plataforma "Madrid, Ciudadanía y Patrimonio" por su  labor activa y decidida  en defensa de la arquitectura de  la ciudad,  de sus edificios y elementos de valor, de  los espacios públicos y  su estructura y  siempre en compañía de los ciudadanos. El premio al "Compromiso Urbano Individual" ha correspondido  a Rafael Fraguas, periodista y escritor que ha acompañado al CDU a lo largo de su recorrido y en quien valoramos su interés por la ciudad y sobre todo por las personas que la habitan, plasmado en numerosos artículos y publicaciones.

Para la primera entrega contamos con nuestro socio y vocal de la Junta, Antón González Capitel, Catedrático de Proyectos de la ETSAM y con varias responsabilidades públicas anteriores en materia de Patrimonio y para la segunda, con Javier Echenagusia, también vocal de la Junta del CDU, periodista y editor que conoce bien la profesión y la  figura de Rafael Fraguas.

Cambiamos un poco la programación habitual para hacer un justo y cordial homenaje a toda una trayectoria vital e intelectual de uno de los mejores urbanistas contemporáneos, el profesor Bernardo Secchi que nos acompañará en esta ocasión y a quien nombraremos "Socio de Honor".

La responsabilidad de otorgar el diploma de "Socio de Honor" a Bernardo Secchi, y por tanto de glosar su perfil corresponderá a nuestro también Socio de Honor  desde 2010, Eduardo Mangada. Por esto, en este escrito yo solo reseñaré de modo muy conciso su trayectoria  intelectual y profesional  sin duda sobresalientes.

3/7/2014

Fiesta del Solsticio. Homenaje a Bernardo Secchi. Texto de la intervención de Eduardo Leira

Texto de la intervención de Eduardo Leira en el Homenaje a Bernardo Secchi en la Fiesta del Solsticio 2014 del Club de Debates Urbanos

Nos conocimos hace mucho, en los años 70. Acudíamos  a Italia ansiosos de aprender. Allí estaba el debate, en un marco democrático que ansiábamos alcanzar. Frente a la ausencia aquí de análisis del tan denostado como desconocido sector inmobiliario, tratábamos allí de empaparnos de su análisis, del carácter y papel del “bloco inmobiliario”, común en nuestros países del sur de Europa.
Bernardo introduce aquello, tan atractivo por esclarecedor, de que el suelo, como los vinos,  es de los pocos bienes cuyo precio aumenta con la edad. Recuerdo que en uno de tantos saraos, tan frecuentes en aquellos años 70, afirmé ante Lasuen que el suelo nunca bajaba de precio. Me corrigió de inmediato, bajó, dijo, y mucho, en la Gran Depresión. Nos pareció una salida de tono, una exageración, remitiendo a algo tan excepcional, que parecía tan irrepetible. No podíamos imaginar entonces que íbamos a vivirlo décadas después. Bernardo había analizado el “spreco inmobiliario”. Tampoco intuíamos hasta donde podía llegar.
Cuando en los primeros años 80 nos sentimos un poco imbuidos por la “savia vivificante del poder decisor”, -como decía uno de los padres del derecho urbanístico español-, llamamos  a Campos y a Secchi. Al fin y al cabo, aquella austeritá era respuesta al spreco.  Ambos fueron entonces asesores del  Plan General de Madrid del  85. Un Plan para la ciudad existente, para su transformación, que vuelve a ser hoy un referente.
En los 70 habíamos ido nosotros allí a aprender. En los 80 ellos vinieron aquí a ver lo que era hacer cosas.
En 1984, cuando estábamos terminando el Plan,  Bernardo publicó  uno de sus seminales artículos en Casabella: las cosas han cambiado. Ciertamente las ciudades europeas lo estaban haciendo. Habían llegando a un punto de no mayor extensión. Aunque no mencionada en el artículo, Madrid parecía ser expresión de ese cambio. Un cambio estructural que estaba en  la base de la aproximación del Plan del 85.

2/7/2014

Fiesta del Solsticio. Homenaje a Bernardo Secchi. Texto de la intervención de Eduardo Mangada


Texto de la intervención de Eduardo Mangada en el Homenaje a Bernardo Secchi en la Fiesta del Solsticio 2014

En nombre del Club de Debates Urbanos doy la bienvenida a Bernardo Secchi, con el agradecimiento por su presencia entre nosotros. La presencia de un maestro del que hemos aprendido mucho durante muchos años. Aprendido a leer, a entender, a explicar y proyectar la ciudad y el territorio. Aprendido, al menos, a intentarlo siguiendo su ejemplo. Podría aplicarse a Bernardo Secchi lo que Manuel Solà Morales, otro maestro ausente, decía de sí mismo: “mi vida profesional ha consistido en un constante esfuerzo por entender las ciudades a través de una mirada devota y aficionada”.

Sería largo y superfluo enumerar los múltiples textos y trabajos profesionales que justifican nuestra admiración y agradecimiento, lo que nos permite llamarlo maestro y amigo. Múltiples publicaciones guardan su historia profesional larga y siempre fecunda.

El primer libro que leí de Bernardo Secchi, como muchos de los más viejos entre nosotros, se titulaba en castellano “Análisis de las estructuras territoriales”, publicado por Gustavo Gili en 1968. En esos años pude oír su primera conferencia en Barcelona, en un encuentro organizado por la Fundación Urquijo. Después he seguido leyendo sus libros y compartiendo ratos de enriquecedora amistad.

Doy por conocida la larga bibliografía de Bernardo Secchi, para destacar su último libro, al menos el último leído por mí, que se titula “La città dei ricchi e la città dei poveri”, en el que denuncia y afirma que la desigualdad social, que se refleja en la ciudad en la “injusticia espacial”, constituye hoy LA NUEVA CUESTIÓN URBANA, que determina tanto la lectura de la ciudad, de la metrópolis contemporánea, como su posible  proyecto. Desigualdad e injusticia que conducen a la diferencia y la exclusión.

1/7/2014

Fiesta del Solsticio. Homenaje a Bernardo Secchi. Texto de la intervención de Paco Pol.

Texto de la intervención de Paco Pol en el Homenaje a Bernardo Secchi en la Fiesta del Solsticio 2014 del Club de Debates Urbanos

BERNARDO SECCHI:  TANTAS LECCIONES

1           No he participado nunca en un homenaje: ya sabéis que son poco frecuentes en España en nuestro campo profesional . Por ello, he consultado unas páginas leidas hace mucho tiempo  de Antonio Machado, en su apócrifo Juan de Mairena, en torno a los homenajes, tan frecuentes en su época,  en las que nos advertía sobre la inconveniencia de los “repertorios” entonces muy frecuentes,  entre el ditirambo, el aprovechamiento del homenaje para un lucimiento de los presentadores  o el disumulado y turbio vertido de críticas corrosivas bajo envoltorios enconmiásticos.